OISE Boston

Objetivos y resultados


Un enfoque de excelencia

OISE, empresa líder en la formación de idiomas para la excelencia personal, académica y profesional a través del lenguaje, aboga por la transformación de sus estudiantes hacia la elocuencia. A través de programas intensivos personalizados, y siempre apostando por el idioma como herramienta de éxito y no como fin en sí mismo, OISE sobrepasa todo tipo de expectativas y garantiza un salto cualitativo real en el dominio de una lengua extranjera.

Programas a medida para el dominio con confianza del inglés, francés, alemán y español: la lengua vehicular de la comunicación internacional global y tres de las lenguas más relevantes y demandadas hoy en día por los profesionales más exigentes. 


Objetivos específicos

Uno de los pilares en los que OISE basa su enseñanza, es la firme creencia de que el lenguaje es un medio para conseguir un fin, no un fin en sí mismo. OISE ofrece programas que van más allá que un curso de idiomas convencional y, trabajando en estrecha colaboración con los estudiantes, los profesores invitan a los participantes a exceder sus límites y expectativas, consiguiendo que se conviertan en comunicadores seguros en sus interacciones personales utilizando una segunda o tercera lengua.

Los participantes de los programas OISE nos escogen por diferentes razones; a una gran mayoría, el rigor académico de OISE les prepara para una vida y actividad más internacional, ya sea en el terreno personal o académico; para otros, es la oportunidad de mejorar el dominio del inglés en la esfera profesional, aptitud indispensable para distinguirse en el cada vez más competitivo ámbito profesional. También el desarrollo de una identidad cosmopolita, abierta y global a través del dominio elocuente de una lengua extranjera es uno de los motivos más escuchados, ya que nuestros programas forman en idiomas para la excelencia a través de la elocuencia.


Aprendizaje autogestionado

La comunidad de aprendizaje de OISE está formada por la combinación de dos grupos: los profesores, que responden de forma dinámica y eficaz a las necesidades de cada estudiante, y los participantes, quienes desean forjar su futuro personal, académico y profesional a través de la mejora y el compromiso. El modelo de enseñanza OISE está diseñado para aquellos que quieren tener un perfil internacional, una identidad más allá de las fronteras. El objetivo principal de la formación OISE es proporcionar al estudiante las herramientas de comunicación necesarias para cubrir sus necesidades individuales.

Para ello, OISE se nutre de los profesores más experimentados y comprometidos con la enseñanza de idiomas, así como de los estudiantes más ambiciosos y exigentes, de quienes se espera dirijan todo el proceso de aprendizaje: fijación de objetivos específicos, tenacidad, constancia, motivación, esfuerzo, perseverancia y determinación son claves para el progreso y consiguiente éxito. En OISE, el estudiante coge la batuta y dirige su propio progreso, guiado, motivado e ilustrado por un equipo docente que le dará las herramientas necesarias y los recursos adecuados para el logro de los objetivos marcados. Los programas OISE son creados a medida para materializar un cambio sustancial en las habilidades comunicativas del participante, y este proceso requiere de un gran esfuerzo por parte del estudiante, una fuerte implicación y gran dedicación.  



Creando voces con proyección

La formación OISE está diseñada para proporcionar seguridad y determinación al estudiante a la hora de hablar en un idioma extranjero. Los docentes OISE llevan a cabo un seguimiento del progreso del alumno y definen las áreas de comunicación que necesitan trabajarse con mayor esfuerzo. 

En OISE prima la comunicación con elocuencia, y se trabaja por el desarrollo de la confianza, la seguridad y la asertividad en el uso de una segunda lengua. Como resultado, los estudiantes OISE desarrollan las capacidades lingüísticas necesarias para gestionar sus tareas diarias en la lengua de estudio y desenvolverse en el día a día con confianza, ya sea en la esfera personal y social, en el ámbito académico o en el terreno profesional (organización, delegación, negociaciones, presentaciones, etc.). Los estudiantes se transforman en individuos capaces de comunicar de forma segura, articulada y precisa, adoptando una nueva identidad bilingüe que les capacita para el éxito en un mundo internacional.


Sensibilidad multicultural

Los grupos de aula se forman con participantes provenientes de diferentes regiones del mundo. Aunque el inglés es el idioma de comunicación, hay grandes diferencias a un nivel cultural más sutil. La mezcolanza de culturas, religiones, lenguas, costumbres y puntos de vista permite a los participantes abrirse hacia un mundo global, forjando lazos de entendimiento y respeto así como alimentando la curiosidad por lo diferente de los patrones que se traen desde casa.

No son las palabras las que generan confusiones en las conversaciones entre personas cuya lengua materna no es el inglés, sino la forma en la que se expresa el mensaje (el tono de voz, el lenguaje corporal, etc.). En un programa OISE, los participantes experimentan las diferencias culturales que dificultan una comunicación fluida, transparente y accesible; una vez expuestos tales factores, los estudiantes adquieren las estrategias necesarias para comprender y ser comprendidos en un ambiente internacional, no sólo teniendo en cuenta las destrezas lingüísticas más técnicas, sino también el contexto cultural en el que tiene lugar la comunicación.


Desarrollo de una identidad bilingüe, internacional y cosmopolita

Un buen comunicador no lo es sólo por poseer un excelente dominio del idioma, sino que también contribuye a ello el tener una actitud abierta, accesible, de largas miras. Después de cursar uno de nuestros programas, los alumnos OISE son capaces de ajustar su personalidad a diferentes contextos y situaciones para crear interacciones positivas con otras personas, sea cual sea su procedencia o marco de referencia. El bilingüísmo va más allá de la comodidad y versatilidad al usar un idioma; el desarrollo de una identidad bilingüe favorece la adquisión de una personalidad sin fronteras, cosmopolita, global, internacional y abierta. 

A medida que mejoran sus habilidades comunicativas en inglés, los estudiantes rápidamente entienden que su capacidad de participar en un equipo internacional depende igualmente del comportamiento y actitud, yendo más allá del nivel lingüístico. Factores como la interacción, la comprensión oral, la capacidad de razonamiento y la claridad al exponer un mensaje, diferencian a un buen comunicador de alguien con un excelente dominio de la lengua. 

Porque OISE cree en mentes abiertas, para un mundo global.